Una encuesta que realizamos a 2.441 niños de 10 a 13 años, en conjunto con la Facultad de Educación de la Universidad de los Andes, reveló que los menores sufren problemas para dormir y ansiedad al jugar videojuegos, sobre todo cuando lo hacen después de las 21:00 horas.

La muestra también concluye que el 58% de los menores de edad encuestados reconocen que se trata de un vicio y les cuesta dejar de jugar.

Resultados encuesta 2020

“Los videojuegos son adictivos y están hechos para que los niños pasen horas y horas jugando y eso altera sus funciones básicas como manejo de la empatía y autocontrol”, explicó la autora del estudio y directora de Fundación para la Convivencia Digital, Soledad Garcés, a Las Últimas Noticias.

La encuesta también fue mencionada en el siguiente reportaje de T13 y en una entrevista con T13 AM.