Si China regula por ley el uso de videojuegos en menores, por algo será.

Se acabó el chipe libre para los juegos online en los hogares chinos. Desde el 5 de noviembre del 2019, el gobierno de ese país aprobó la prohibición de uso de videojuegos para las personas menores de 18 de años, con el objetivo de combatir la adicción.

Los menores de edad no podrán jugar videojuegos online entre las 22:00 y las 8:00 hrs. Entre lunes y viernes el horario se restringe a 1,5 horas, mientas que sábado y domingo no puede superar las tres horas.

La medida pretende regular el gasto de juegos online y obligar a las empresas y plataformas a elaborar material formativo para los padres.

El cerebro infantil en plena fase de desarrollo se está viendo afectado en todos los países del mundo, debido al uso desregulado de videojuegos en línea que tienen un alto poder adictivo. Son muchas las investigaciones que han demostrado que el uso de videojuegos afecta el bienestar emocional y baja significativamente la satisfacción vital y promueve conductas de riesgo. Además, disminuye el rendimiento académico y favorece el sedentarismo.

La legislación que entró en vigencia en China deja muchas dudas sobre a su efectividad, ya que no establece medidas claras para establecer el tiempo de conexión ni la medición de tiempo. Tampoco se indica si es multiplataforma, y por último, no es clara sobre el tipo de juego y la clasificación de contenidos que se establece como reglamento. Pero al menos es un primer paso para avanzar en el cuidado de la salud mental de los niños y jóvenes.

Si realmente entendiéramos que gran parte de las enfermedades mentales de adultos se inician en la niñez, seguramente este debate estaría presente en todos los hogares chilenos.

Fuente: eldiario.es